skip to content

Tratamiento Integrado Del Dolor

Blogs

Guía de neuropatía de fibras pequeñas: causas, tratamiento y síntomas

¿Sufre el dolor debilitante de la neuropatía de fibras pequeñas?

No está solo.

Esta afección neurológica afecta a millones de personas en todo el mundo y provoca síntomas que van desde la sensación de quemazón hasta lesiones nerviosas.

Si esto le suena a algo que podría afectar a su vida, nuestra Guía sobre la neuropatía de fibra pequeña es una lectura esencial.

Le daremos una visión general de las causas y los síntomas y le aconsejaremos sobre tratamientos y planes de gestión.

Empecemos: si quieres un alivio rápido de esta dolencia, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la neuropatía de fibra pequeña?

Small Fiber Neuropathy

La neuropatía de fibras pequeñas (SFN) es un tipo de neuropatía periférica que afecta a los nervios pequeños conocidos como fibras C, que regulan la sensibilidad y las funciones autónomas como la digestión, la regulación de la temperatura, la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

Síntomas

Los síntomas de la SFN pueden incluir dolor ardiente o punzante, entumecimiento, sensación de hormigueo e hipersensibilidad al tacto.

Aunque se desconoce la causa exacta de la SFN, puede estar asociada a enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjogren y el lupus, la diabetes mellitus, la desnutrición, trastornos metabólicos como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, y ciertos tipos de cáncer.

El tratamiento del SFN puede incluir medicamentos como antidepresivos o anticonvulsivos, fisioterapia, cambios en el estilo de vida y bloqueos nerviosos.

Es importante que consulte a su médico si experimenta algún síntoma asociado a la SFN para que pueda ayudarle a diagnosticar la causa y determinar un tratamiento correcto.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la SFN, pero puede estar asociada a afecciones subyacentes como enfermedades autoinmunes, diabetes mellitus, desnutrición, trastornos metabólicos y ciertos tipos de cáncer.

Las personas con mayor riesgo de desarrollar neuropatía de fibras pequeñas son las que padecen diabetes u otros trastornos metabólicos, las que han estado expuestas a toxinas como metales pesados o fármacos de quimioterapia, y las que han estado expuestas a infecciones como la enfermedad de Lyme o el VIH.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para desarrollar SFN pueden incluir

  • > determinadas afecciones subyacentes,

  • > exposición a toxinas o infecciones, y

  • > elecciones de estilo de vida como el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol.

Además, los cambios corporales relacionados con la edad pueden predisponer a las personas a desarrollar neuropatía con el paso del tiempo.

Diagnóstico

Historial médico

El historial médico es importante para diagnosticar la neuropatía de fibras pequeñas, ya que ciertas afecciones pueden predisponer a las personas a desarrollarla.

El médico elaborará un historial médico completo y formulará preguntas sobre enfermedades subyacentes como la diabetes u otros trastornos metabólicos, la exposición a toxinas o infecciones y opciones de estilo de vida como el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol.

Prueba de conducción nerviosa y electromiografía

Las pruebas de conducción nerviosa y la electromiografía son dos herramientas diagnósticas importantes para diagnosticar la neuropatía de fibras pequeñas.

Un estudio de conducción nerviosa (NCS) mide la velocidad y la fuerza de las señales eléctricas que viajan a través de los nervios motores y sensoriales.

La NCS puede indicar si hay daño en las fibras nerviosas y proporcionar información sobre el grado de daño.

La electromiografía (EMG) mide la actividad eléctrica de los músculos y puede mostrar si hay un problema con las fibras nerviosas que los irrigan o si existe otro trastorno muscular, como una miopatía.

Biopsia cutánea

También puede utilizarse una biopsia de piel para diagnosticar la NFS. En este procedimiento, se extrae una pequeña muestra de piel del paciente y se evalúa al microscopio para ver si hay daños en pequeñas fibras nerviosas.

Esta prueba puede ayudar a determinar si la SFN es la causa de los síntomas del paciente o si existe una enfermedad subyacente como la diabetes u otro trastorno metabólico.

Pruebas de reflejos

Las pruebas de reflejos pueden diagnosticar la neuropatía de fibras pequeñas midiendo la actividad eléctrica de los nervios que controlan los reflejos y las contracciones musculares.

Esta prueba puede ayudar a determinar si existe un problema con las fibras nerviosas y evaluar la gravedad del daño en caso de que esté presente. Además, las pruebas de reflejos pueden ayudar a diferenciar entre la neuropatía de fibras pequeñas y otros tipos de neuropatías periféricas.

Tratamiento

El tratamiento de la neuropatía de fibras pequeñas puede variar en función de la causa subyacente.

Pueden recetarse medicamentos como antidepresivos o anticonvulsivos para aliviar el dolor y el entumecimiento asociados a la SFN.

También puede recomendarse fisioterapia, modificaciones del estilo de vida y bloqueos nerviosos para aliviar los síntomas y mejorar la función nerviosa.

En ocasiones puede recomendarse la cirugía para corregir las afecciones subyacentes que causan la SFN. Es importante que consulte a su médico para determinar cuál es el mejor plan de tratamiento para usted.

Preguntas frecuentes sobre la neuropatía de fibras pequeñas y la discapacidad

¿Qué es la neuropatía de fibras pequeñas?

La neuropatía de fibras pequeñas (SFN) es un tipo de lesión nerviosa periférica que afecta a las fibras nerviosas pequeñas responsables de sensaciones como el dolor, la temperatura y el tacto. La SFN se caracteriza por dolor ardiente, hormigueo, entumecimiento o un palmo, aumento del frío o el calor y síntomas anuales.

¿Qué desencadena la neuropatía de fibras pequeñas?

La neuropatía de fibras pequeñas suele estar causada por enfermedades subyacentes como la diabetes, trastornos autoinmunitarios o deficiencias nutricionales.

Otros posibles desencadenantes son la exposición a toxinas ambientales, los traumatismos físicos o determinados medicamentos. En algunos casos, puede no determinarse una causa para la SFN.

Sin embargo, es importante señalar que la SFN puede deberse a daños en los nervios periféricos en lugar de a daños en el cerebro o la médula espinal.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la neuropatía de fibras pequeñas?

Los signos y síntomas de la neuropatía de fibras pequeñas pueden variar en función de la causa subyacente. Los síntomas más comunes son ardor, punzadas o dolor eléctrico en pies, piernas, manos o brazos; entumecimiento u hormigueo; aumento de la sensibilidad al tacto y a la temperatura; piel seca o agrietada; debilidad muscular y fatiga; cambios en los patrones de sudoración, como sudoración reducida o excesiva; y cambios en los reflejos.

¿Cómo se trata la neuropatía de fibras nerviosas pequeñas?

El tratamiento de la neuropatía de fibras pequeñas dependerá de la causa subyacente.

La mayoría de los tratamientos tienen como objetivo reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida, por lo que pueden incluir fisioterapia, medicamentos como antidepresivos, anticonvulsivos o analgésicos tópicos, cambios en el estilo de vida como hacer descansos regulares al estar de pie o caminar durante largos periodos, evitar los baños y duchas calientes y llevar calzado con plantillas acolchadas.

¿La neuropatía de fibras pequeñas se considera una discapacidad?

La neuropatía de fibras pequeñas puede considerarse una discapacidad, dependiendo de la gravedad de los síntomas.

En general, se clasifica como una deficiencia física que interfiere en las actividades de la vida diaria.

Esto significa que las personas con SFN pueden ser incapaces de realizar determinadas tareas o actividades debido al dolor, el hormigueo, el entumecimiento, la fatiga u otros síntomas.

Supongamos que la discapacidad limita la capacidad laboral de una persona. En ese caso, puede tener derecho a prestaciones por incapacidad del Seguro de Incapacidad de la Seguridad Social o de los programas de Seguridad de Ingreso Suplementario.

Las personas deben hablar con un médico y con su oficina local de la Seguridad Social para determinar si cumplen los requisitos para recibir prestaciones por incapacidad.

¿Cuál es la esperanza de vida de la neuropatía de fibras pequeñas?

La esperanza de vida de una persona con neuropatía de fibras pequeñas depende de la causa subyacente de la enfermedad y de cómo se trate.

En la mayoría de los casos, la SFN no conlleva complicaciones potencialmente mortales; sin embargo, pueden surgir algunos problemas médicos graves si no se trata o no se controla.

Por ello, las personas con neuropatía de fibras pequeñas deben buscar tratamiento y colaborar estrechamente con su equipo sanitario para evitar complicaciones posteriores y disfrutar de una alta calidad de vida.

La esperanza de vida también puede aumentar siguiendo una dieta sana y hábitos de vida como el ejercicio regular y evitando el tabaco y el consumo excesivo de alcohol.

Además, pueden recetarse determinados medicamentos para ayudar a controlar los síntomas asociados a la enfermedad. Con estrategias de tratamiento eficaces adaptadas específicamente a las necesidades de cada persona, es posible llevar una vida larga y plena a pesar de la neuropatía de fibras pequeñas.

Conclusión

En resumen, la neuropatía de fibras pequeñas es una afección difícil que puede deberse a diversos factores.

El diagnóstico y el tratamiento pueden ser complejos; la gestión a largo plazo requiere un equipo sanitario experimentado.

Es importante ser proactivo en el control de su salud si cree que puede padecer una neuropatía de fibras pequeñas, para que los síntomas no se descontrolen.

Supongamos que el dolor persiste o empeora a pesar de los métodos tradicionales. En ese caso, Integrated Pain Management cuenta con expertos dedicados a proporcionar una atención integral para obtener resultados óptimos.

No posponga el cuidado de sí mismo: ¡reserve una cita ahora y empiece a vivir sin la carga constante del dolor crónico!

es_MX