Placeholder canvas

Tratamiento Integrado Del Dolor

Blogs

Neuropatía tras el tratamiento del cáncer

Chemotherapy can be an incredibly difficult Cancer treatment. While it is effective in killing cancer cells, it also comes with side effects of its own. Many cancer patients undergoing chemotherapy report experiencing fatigue, hair loss, and other extreme symptoms.

Neuropatía tras el tratamiento del cáncer

Aparte de estos síntomas, un gran número de pacientes con cáncer también han informado haber desarrollado neuropatía, también conocida como daño a los nervios. El sistema nervioso es responsable de transmitir información sensorial al cerebro y la médula espinal, por lo que cuando estos nervios se dañan, en última instancia, conduce a una disminución en la funcionalidad del cuerpo. Esto puede hacer que sea cada vez más difícil realizar tareas que antes se consideraban simples, como hacer ejercicio o cocinar. 

Aunque la quimioterapia es eficaz para eliminar las células cancerosas, se sabe que este tratamiento daña los nervios en el proceso. Cuando un nervio está dañado, resulta cada vez más difícil controlar los músculos. Cuando un paciente con cáncer desarrolla neuropatía como resultado de la quimioterapia, se conoce clínicamente como neuropatía periférica inducida por quimioterapia (CIPN). 

Nuestro sistema nervioso periférico está formado por los nervios conectados al cerebro y la médula espinal, consta de dos secciones: el sistema nervioso autónomo, que controla las funciones involuntarias, y el sistema nervioso somático, que controla los músculos y transmite información al sistema nervioso central. sistema. Cuando una persona tiene neuropatía, su capacidad para controlar ciertos músculos puede disminuir y puede experimentar una sensación de hormigueo o entumecimiento en las partes móviles del cuerpo. 

Síntomas de la NPIQ

Aunque los síntomas de la NPIQ varían en función de los pacientes, existen algunos signos reveladores de que puede haber desarrollado una neuropatía periférica como consecuencia de la quimioterapia. Dado que esta afección afecta a la transmisión de la información sensorial, puede dar lugar a una serie de síntomas. Algunos de ellos son:

> Alfileres y agujas

> Debilidad muscular

> Dolor muscular

> Entumecimiento

> Malestar

Si experimenta alguno de estos síntomas como consecuencia de la NPCQ, es importante que consulte a su médico para asegurarse de que se observan y controlan sus síntomas. 

¿Es frecuente la NPIQ?

Si le han diagnosticado NPIQ, es importante tener en cuenta lo común que es que afecte a pacientes sometidos a algún tipo de quimioterapia. De hecho, muchos pacientes de cáncer informan de que la neuropatía periférica es uno de los síntomas más destacados que a menudo no se tiene en cuenta. Según un estudio realizado por Breast Cancer Research and Treatment, entre el 50-60% de los pacientes con cáncer afirman experimentar síntomas de neuropatía. De esta fracción, el 82% de los pacientes describen sus síntomas como moderados o graves. 

Si experimenta síntomas asociados a la NPCQ, no hay motivo para temer. Siempre que consulte a su médico acerca de sus síntomas, podrá elaborar un plan de cuidados personalizado para garantizar que su enfermedad no empeore. 

¿Hay formas de prevenir la NPIQ?

Por desgracia, no existe una forma definitiva de prevenir la NPIQ. De hecho, los investigadores no están seguros de qué puede hacer que determinadas personas desarrollen la enfermedad y otras no. Sin embargo, hay ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de algunos individuos. Los pacientes de cáncer con enfermedades preexistentes, como diabetes o deficiencias vitamínicas, son más propensos a desarrollar neuropatía periférica. Además, determinados fármacos de quimioterapia pueden tener una mayor probabilidad de causar daños nerviosos. 

Aunque no hay formas perfectas de prevenir la NPIQ, los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia deben esforzarse por seguir un estilo de vida saludable, ya que esto puede disminuir el riesgo de desarrollar neuropatía periférica. Los pequeños cambios en el estilo de vida, como la reducción del consumo de alcohol, el ejercicio diario y una dieta sana, pueden contribuir a la prevención de la NPIQ, ya que estas alteraciones pueden hacer que, en general, se esté más sano. 

Cómo gestionar la CIPN

After being diagnosed with CIPN, you may struggle to manage your symptoms. However, being proactive in your cancer treatment process can help minimize symptoms and prevent them from worsening. The most effective way to manage your CIPN is through pain management methods such as steroids, numbing creams, antidepressant medications, and anti-seizure medications. Aside from these options, there are alternative cancer treatments that can alleviate nerve pain. Treatments such as physical therapy, acupuncture, occupational therapy, and other lifestyle altering therapies can be effective in supplementing pain management methods. 

In addition to these cancer treatment options, it is important to take extra precautions. For example, if you have neuropathy in your hands, you may face difficulty when trying to do simple tasks such as cutting vegetables or driving. When doing these activities that rely on the functionality of your hands, it is important that you be extra careful. 

es_MX