Placeholder canvas

Tratamiento Integrado Del Dolor

Blogs

Cuatro tipos de tratamiento de la neuropatía

¿Qué es la neuropatía?

Puede que no nos demos cuenta, pero nuestro sistema nervioso es una parte vital de nuestra anatomía. Sin él, nuestro cerebro no podría funcionar ni comunicarse con el resto del cuerpo. Incluso los movimientos automáticos, como la respiración, serían imposibles. Cuando uno de estos nervios se daña, puede provocar una sensación de entumecimiento y hormigueo en ambos lados del cuerpo. Aparte del dolor inicial, la neuropatía puede dar lugar a otras afecciones graves en el futuro. 

Tratamiento de neuropatía

La neuropatía se describe generalmente como una afección que provoca daños en los nervios. Cuando se trata del proceso de diagnóstico, su médico tendrá que distinguir el tipo de neuropatía que usted tiene a través de diferentes exámenes neurológicos, análisis de sangre, pruebas de imagen y pruebas de la función nerviosa. Mediante estos procedimientos diagnósticos, el médico especificará de dónde procede la neuropatía y a partir de ahí evaluará todas las opciones de tratamiento. 

¿Corro el riesgo de desarrollar neuropatía?

Si padece diabetes, corre el riesgo de desarrollar neuropatía. De hecho, más del 50% de los diabéticos sufren daños en los nervios. Además, la neuropatía puede desarrollarse con el tiempo como resultado de la degeneración, lo que hace que esta enfermedad sea bastante común entre las personas mayores de 65 años. Aparte de las causas relacionadas con la diabetes y la edad avanzada, otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar neuropatía son la obesidad, la hipertensión y el colesterol alto. Puede parecer intimidante, pero la neuropatía no es el fin del mundo. Un gran número de pacientes con neuropatía han podido controlar sus síntomas mediante diversos métodos conservadores. 

Si le han diagnosticado una forma de neuropatía, o si corre el riesgo de padecerla y desea tomar medidas preventivas, permita que esta guía le ofrezca información sobre algunas de las distintas opciones de tratamiento disponibles para los pacientes con neuropatía. Aunque la neuropatía puede ser una fuente de debilitamiento, no debería frenarle. 

He aquí cuatro opciones de tratamiento para la neuropatía

Le han diagnosticado una neuropatía. ¿Y ahora qué? Tras el diagnóstico, es probable que su médico le explique algunas opciones de tratamiento, incluidos los métodos conservadores y la cirugía. En muchos casos, si la enfermedad se detecta a tiempo, el paciente puede tratarse con sencillos cambios en su estilo de vida, como dietas y un estilo de vida más saludable. 

Los siguientes métodos de tratamiento son eficaces, pero las distintas formas de neuropatía requieren enfoques diferentes. Antes de lanzarse a un nuevo tratamiento, asegúrese de consultar a su médico para comprobar que le resulta beneficioso.

1. Medicamentos

Uno de los aspectos más difíciles de la neuropatía es el dolor que conlleva. Tanto si está dando su paseo diario como si está haciendo su ejercicio favorito, la neuropatía puede impedirle realizar estas actividades, y el dolor asociado es casi imposible de ignorar. Por suerte, hay una serie de medicamentos disponibles que son capaces de disminuir el dolor mediante el ajuste de las vías nerviosas. 

Estos medicamentos pueden ser extremadamente beneficiosos y, si los recomienda un médico, pueden recetarse a pacientes que sufren dolor por daño nervioso. Antes de prescribirlos, el médico analizará distintos aspectos de su salud, incluidas las afecciones preexistentes y distintas cuestiones relacionadas con el estilo de vida. 

Algunos de los medicamentos prescritos habitualmente por los médicos para tratar a los pacientes con neuropatía pueden ser:

  • > Medicamentos anticonvulsivos

  • > Antidepresivos

  • > Parches o cremas tópicas

If you are interested in learning more about medicinal treatment options for neuropathy, your physician can help guide you in finding the perfect medication. 

2. Terapias

La neuropatía no sólo es dolorosa, sino que también puede entorpecer sus nervios motores, lo que puede hacer que su cerebro olvide cómo realizar movimientos sencillos. Para algunos pacientes, esto puede ser tan grave como que les resulte difícil sostener el teléfono, por no hablar de actividades complejas como conducir. Una forma habitual de tratar la neuropatía es mediante distintas terapias. 

La neuropatía periférica es la forma más común y generalizada de la enfermedad. Esta afección puede provocar falta de coordinación y dificultad para mantenerse estable. Incluso después de que se haya producido el daño, existen opciones terapéuticas que pueden ayudarte a recuperar la fuerza y reintroducirte en los movimientos que la neuropatía te hizo olvidar.

Fisioterapia; sabemos que oyes hablar de ella todo el tiempo, ¡pero es porque funciona! La fisioterapia utiliza una combinación de ejercicios y terapia práctica para aliviar el dolor, desarrollar los músculos y recuperar el equilibrio. En el tratamiento de lesiones nerviosas, los fisioterapeutas suelen utilizar técnicas como el masaje de tejidos blandos o el deslizamiento de nervios para tratar el dolor nervioso. 

La terapia ocupacional es otra forma eficaz de terapia para la neuropatía, especialmente para las personas mayores. Con ella se puede enseñar a los pacientes a evitar caídas y a realizar actividades cotidianas básicas. 

Si está considerando opciones de tratamiento terapéutico, es importante que comprenda que su dedicación al tratamiento definirá sus resultados. A veces, los pacientes entran en estos procesos y esperan curarse sin hacer cambios significativos en su estilo de vida, pero ambos son complementarios. 

3. Cambios en el estilo de vida

Si alguna vez le han diagnosticado una enfermedad que le afecta físicamente, probablemente habrá oído a su médico sugerirle que considere hacer algunos cambios en su estilo de vida para aumentar la eficacia de los tratamientos complementarios. Sabemos que no siempre es lo mejor que se puede oír, pero le prometemos que le dará los mejores resultados. 

Uno de los cambios de estilo de vida más importantes para el tratamiento de las lesiones nerviosas es el ejercicio regular. Esto puede reducir el dolor, fortalecer los músculos y controlar el azúcar en sangre. Al empezar a hacer ejercicio, lo primero que hay que hacer es mejorar el equilibrio y la fuerza muscular. El ejercicio eficaz incluye estiramientos, entrenamiento del equilibrio y ejercicio aeróbico. Antes de lanzarse a cualquier ejercicio intenso, asegúrese de consultar a su médico y ver si es seguro para usted. Al fin y al cabo, la neuropatía afecta a cada persona de forma diferente. 

Otro cambio de estilo de vida empieza por la dieta. Esto no significa que tenga que limitar su dieta a las verduras, sino que debe asegurarse de ingerir suficientes vitaminas y nutrientes. Si busca alimentos específicos que puedan beneficiar eficazmente a su neuropatía, verduras como la col rizada y las coles de Bruselas contienen ácido alfa-lipoico, un antioxidante que puede ayudar a reparar los nervios dañados. Si está interesado en saber más sobre dietas para la neuropatía, su médico o un dietista pueden ayudarle a elaborar la dieta más adecuada para su enfermedad. 

Por último, adoptar hábitos saludables puede tener un efecto significativo. El tabaquismo y el consumo de alcohol están relacionados con la neuropatía. De hecho, el consumo de alcohol es la segunda causa principal de esta afección nerviosa, ya que es tóxico para el tejido nervioso. Si ya ha desarrollado la afección, se recomienda encarecidamente que deje de beber por completo o limite su consumo para asegurarse de que la neuropatía no empeora. 

4. Cirugía

Si las opciones de tratamiento conservador han resultado ineficaces, hay ciertas formas de neuropatía que pueden tratarse mediante cirugía. Los pacientes con neuropatía por compresión tienen la opción de someterse a una cirugía de descompresión nerviosa, que revierte los síntomas de la neuropatía y puede evitar la amputación. 

Los pacientes con neuropatía periférica tienen la opción de la cirugía de neuropatía periférica. Durante este procedimiento, el cirujano descomprime los nervios, liberando la presión y aliviando el dolor asociado a la neuropatía. Esta intervención puede realizarse en régimen ambulatorio y el tiempo de recuperación no es muy largo. 

Si un paciente decide someterse a una intervención quirúrgica, es importante que adopte nuevos hábitos tras el procedimiento, para asegurarse de que los síntomas de la neuropatía no reaparecen. Esto puede incluir una alimentación más sana, ejercicio y terapias complementarias como fisioterapia o terapia ocupacional. 

Es hora de dar el primer paso

If you have been diagnosed with neuropathy or are looking into preventative measures, it is important to understand the different treatment options associated with this condition. Now that you have a better idea of the diagnostic process and treatments, it is time for you to take the next step. Connect with us here at Integrated Pain Management and find the treatment option that works best for you. 

es_MX