skip to content

Tratamiento Integrado Del Dolor

Blogs

7 formas de controlar la neuropatía

Imagínatelo: te atas las zapatillas y tomas tu billetera antes de salir por la puerta de entrada a la luz del sol, quieres dar un breve paseo en una cálida tarde de domingo. Doblas la esquina más allá de tu cuadra y cuando tu talón izquierdo se sale de la acera, un cosquilleo familiar y desagradable comienza a aparecer en tus pies.

7 formas de controlar la neuropatía

Con cada paso, las puntas de los dedos de los pies comienzan a arder y ambos pies ahora sienten un hormigueo. Te das la vuelta antes de estar demasiado lejos de casa y aparece una sensación de ardor más profunda que sube por tus piernas. Decepcionado, te diriges a la puerta principal y haces una mueca de dolor mientras te quitas los zapatos una vez dentro. 

Si ha experimentado ardor, dolores agudos, hormigueo o palpitaciones en los pies u otras partes del cuerpo y ha tenido que dejar de hacer lo que estaba haciendo para atender los síntomas, probablemente esté familiarizado con los síntomas de la neuropatía. 

La neuropatía o daño a los nervios es una afección que afecta el tejido nervioso específico y que puede ser el resultado de una lesión en el nervio periférico, la columna, los nervios craneales, el cerebro, los pies, las piernas, los brazos, los hombros y más. Pero, ¿qué se puede hacer para controlar y prevenir el dolor de la neuropatía? Continúe leyendo para conocer siete trucos y consejos que pueden ayudarlo a controlar su neuropatía. 

1. Ser activo

Mantener el ritmo de la actividad física puede ser una forma útil de mantenerse ágil, reducir el dolor y los calambres y regular otras partes del cuerpo que se ven afectadas por la neuropatía, como el azúcar en sangre o la presión arterial. La recomendación diaria de ejercicio para adultos es de al menos 150 minutos de actividad aeróbica a la semana, sin embargo, es importante modificar esta cantidad para adaptarla a tus capacidades. 

Asegúrese de estirarse antes de realizar cualquier actividad física para calentar su cuerpo antes de hacer ejercicio y prevenir calambres o lesiones, y tener un rango de movimiento completo. El ejercicio será una herramienta útil para mantener la fuerza, la movilidad y la función cuando se trata de neuropatía. 

El objetivo es aumentar el ritmo cardíaco, quemar calorías y desarrollar músculos en todo el cuerpo. Si ha estado inactivo por un tiempo, es importante que poco a poco se introduzca en la actividad física.

Comience caminando lentamente durante unos minutos y luego, si se siente cómodo y confiado en sus habilidades, comience a acelerar el ritmo y realice una caminata rápida durante un tiempo asignado que pueda soportar. Aumente su distancia, ritmo y cantidad de tiempo dedicado a hacer ejercicio con el tiempo. Cuando se trata de lidiar con diferentes tipos de neuropatía, como la neuropatía diabética o periférica, es muy importante estar activo, estirarse y mantenerse móvil. 

2. Cuida tus pies

La neuropatía periférica, en particular, es una enfermedad nerviosa que a menudo causa debilidad, entumecimiento o dolor, generalmente en las manos y los pies. Muchas personas que padecen neuropatía periférica diabética descubren que tienen sensibilidad en las piernas y los pies, lo que les provoca un dolor debilitante en estas áreas. Cuidar sus pies si tiene esta enfermedad nerviosa en particular es un paso crucial para reducir el dolor crónico.

Es importante cuidar tus pies, especialmente para minimizar cualquier síntoma que pueda desarrollarse por falta de mantenimiento. Los baños de sal de Epsom, las pedicuras regulares, el uso de zapatos cómodos y aprobados por ortopédicos y la protección de los pies son algunas opciones para empezar.

Date un baño de pies con hojas de manzanilla u ortiga durante al menos 30 minutos para relajar los músculos del pie, prevenir el dolor y minimizar la inflamación. Tomar precauciones en casa también debe ser una prioridad a la hora de tratar la neuropatía, ya que existe un mayor riesgo de sufrir accidentes en el hogar. Usar un andador o un bastón para estabilizar las piernas cuando sea necesario evitará caídas, aplastamientos de los dedos de los pies y mucho más. 

3. Limitar la cafeína

Si padece una enfermedad nerviosa como la neuropatía, será una buena idea limitar o eliminar por completo la cafeína de su dieta. Las bebidas con cafeína como el café o el té estimularán el sistema nervioso central haciendo que el cuerpo se sienta más alerta y menos cansado, y aumentarán la actividad sensorial.

Este estimulante también aumenta la presión arterial y, a su vez, aumenta la frecuencia cardíaca. Para quienes padecen neuropatía, lo más seguro es limitar el consumo de cafeína para evitar la estimulación nerviosa y todos los efectos secundarios negativos que conlleva la cafeína, como nerviosismo, dolores de cabeza, insomnio y mareos. La cafeína adicional actúa como diurético en el cuerpo, eliminando el exceso de sal y agua del cuerpo a través de la orina.

Aprender sobre qué alimentos y bebidas contienen cafeína, como el chocolate, los refrescos, los suplementos para hacer ejercicio y otros alimentos y medicamentos, le ayudará a realizar un seguimiento de su consumo de cafeína para controlar su efecto en su cuerpo. 

4. Priorizar el sueño

Lidiar con esta enfermedad nerviosa en particular no es fácil debido a una variedad de tipos de síntomas. Dependiendo del tipo de neuropatía que pueda tener, ya sea neuropatía autónoma o periférica, cuidar el cuerpo ayudará a prevenir una mayor inflamación del dolor.

La salud y el bienestar de todos dependen en gran medida de una buena higiene del sueño, y quienes padecen síntomas de neuropatía no son una excepción. Se informa que los síntomas dolorosos de la neuropatía empeoran durante la noche a menudo porque el cuerpo está en reposo y es más fácil darse cuenta de los síntomas del dolor cuando se está más lento durante el día. A continuación se ofrecen algunos consejos para dormir mejor: 

> Envuélvete o cúbrete los pies con mantas. Para quienes sufren neuropatía periférica, las temperaturas más frías pueden estimular los nervios periféricos y provocar hormigueo, quemazón o sensaciones punzantes. 

> Asegúrate de que la posición de tu cuerpo no interfiere con ninguno de los nervios activos que se conocen como causantes del dolor. 

> Acuéstate antes. Practique una rutina de sueño y prepare su cuerpo para el descanso apagando las pantallas una o dos horas antes de acostarse. Asegurarse de incorporar prácticas relajantes como tomar un baño, leer, tomar medicamentos, disfrutar de un té caliente y realizar actividades tranquilizantes también puede ser beneficioso.  

5. Un hogar a prueba de lesiones 

Tomar medidas proactivas para combatir los efectos del daño y la enfermedad nerviosos protegiendo su hogar contra las lesiones es una forma proactiva de gestionar los problemas que pueden manifestarse debido a la neuropatía. Para muchos pacientes, la neuropatía periférica conlleva problemas de equilibrio, caídas y riesgo de lesiones si afecta a las piernas y los pies. 

Los pasamanos en las escaleras, en el baño o donde sea necesaria una estabilidad extra ayudarán a reducir los problemas asociados al pie o a la parte inferior de la pierna. Ayúdate a caminar con un bastón o andador si es necesario, y utiliza alfombrillas antideslizantes en zonas húmedas como los cuartos de baño. 

6. Recibir el tratamiento adecuado

Dependiendo de los síntomas y de la gravedad de su enfermedad nerviosa, la neuropatía puede tratarse con diversos medicamentos y tratamientos. 

Para tratar a quienes padecen dolor urente, muchos médicos recomiendan un enfoque tópico, ya que esto permite que los efectos de la medicación se concentren en la zona específica del dolor en lugar de ser absorbidos por el torrente sanguíneo. Las formas más comunes de tratamiento de la neuropatía incluyen la capsaicina o la lidocaína en forma de parches y gel. 

Según las recomendaciones del médico, a algunas personas con neuropatía se les recetan medicamentos para prevenir las convulsiones, como fenitoína, lamotrigina, gabapentina o carbamazepina. Esta medicación ayuda a reducir el dolor corporal relacionado con la neuropatía al interferir en la transmisión hiperactiva de señales de dolor que envían los nervios dañados. 

7. Reduzca las toxinas diarias en su vida 

La causa subyacente de por qué se produce la neuropatía periférica en el cuerpo se debe a la toxicidad de los nervios. Evitar sustancias tóxicas que crean inflamación, presión arterial, colesterol o prediabetes para evitar desencadenantes adicionales en el cuerpo es una forma importante de combatir el dolor. 

Reducir el azúcar, el alcohol y el tabaco es una excelente manera de combatir la entrada de toxinas adicionales al cuerpo. Concéntrese en una dieta baja en carbohidratos que le ayudará a reducir los niveles de azúcar en la sangre y evitará picos y le ayudará a concentrarse en los carbohidratos refinados para obtener un mayor valor nutricional.

Evite todos los productos de tabaco para prevenir futuras enfermedades como cáncer de pulmón, cáncer de boca o de esófago, presión arterial alta o ataques cardíacos. Las personas con neuropatía diabética pueden agravar su condición fumando debido a los carcinógenos del tabaco y las consecuencias del impacto negativo en los niveles de azúcar en sangre. El alcohol también es una toxina que se debe evitar, ya que agota nutrientes cruciales que el cuerpo necesita, como la vitamina B1. 

Tratamiento Integrado Del Dolor

Cada persona es diferente, lo que significa que cada persona necesitará soluciones sanitarias diferentes. Navegar por una nueva condición puede ser abrumador y desalentador, pero Integrated Pain Management puede ayudar. Nuestro equipo está compuesto por profesionales médicos dedicados que ayudan a los pacientes mediante la participación en un programa de bienestar diseñado exclusivamente para ellos. Si usted o un ser querido está sufriendo como resultado de la neuropatía, no espere más. Dé el primer paso y póngase en contacto con Integrated Pain Management hoy mismo. 

es_MX